Administración de Joe Biden emite fuertes señalamientos contra el Ejército de Nicaragua

La nueva jefatura diplomática expresó su preocupación por las torturas y ejecuciones extrajudiciales que supuestamente se perpetraron en el país a manos del Ejército. 

Emiliano Chamorro Mendieta

La administración de Joe Biden emitió su primer informe oficial sobre la situación de derechos humanos en Nicaragua, en el que señalan a al Ejército por las detenciones arbitrarias contra opositores al régimen de Daniel Ortega. 

La nueva jefatura diplomática expresó su preocupación por las torturas y ejecuciones extrajudiciales que supuestamente se perpetraron en el país a manos del Ejército. 

“La institución castrense violó los derechos humanos de opositores”, dice el documento, en referencia al caso de Hader González y Cristian Meneses, quienes fueron detenidos el 15 de agosto de 2020 en la frontera sur, ambos no recibieron asesoría legal y sus familias no fueron informadas de su paradero hasta el 20 de agosto. 

“Cuando el ejército los presentó públicamente, vinculando su captura con un asesinato a principios de año. El ejército se refirió públicamente a González y Meneses como delincuentes, aunque la policía no confirmó formalmente su arresto hasta el 21 de agosto”, se lee.

Daniel Ortega y Julio César Aviles

Daniel Ortega, y el general, Julio César Avilés, comandante en jefe del Ejército de Nicaragua.

El Departamento de Estado señala que los juicios contra los manifestantes se retrasaron indebidamente y no se ajustaron al debido proceso “a los acusados ​​no se les permitió nombrar a sus abogados y el tribunal nombró un defensor público, lo que los familiares de los acusados ​​y las organizaciones de derechos humanos afirmaron que perjudicaba el caso del acusado”.

El informe indica como están constituidas las fuerzas de seguridad que informan a diario al dictador Daniel Ortega. “La Policía Nacional de Nicaragua mantiene la seguridad interna. El ejército es responsable de la seguridad externa, pero también tiene algunas responsabilidades de seguridad interna”, según la nación norteamericana, por lo que consideran que los paramilitares deben ser desarmados.  

En el escrito, Blinken subraya que Daniel Ortega no reconoce a los presos políticos como una categoría de reclusos y considera que todos los presos son delincuentes comunes.

Tortura en las cárceles 

En el documento EE.UU. señala que prácticas de tortura contra presos políticos, entre ellos Kevin Solís y Justo Rodríguez “funcionarios públicos llevaron a cabo intencionalmente actos que resultaron en un sufrimiento físico o mental severo”. 

Familiares de presos políticos exigiendo su libertad.

En el caso de Solís fue detenido el 6 de febrero 2020 luego de haber participado en una protesta en la Universidad Centroamericana. En el Sistema Penitenciario La Modelo, Solís fue amenazado de muerte por custodios.

“Los funcionarios de la prisión lo golpeaban de manera rutinaria mientras estaba bajo custodia en la prisión La Modelo y lo rociaban con cubos de agua durante la noche para privarlo del sueño. En noviembre, Solís había permanecido en régimen de aislamiento durante al menos cinco meses sin acceso a la luz solar. Los guardias de la prisión lo amenazaron con ejecutarlo y le apuntaron con armas en la cabeza”, resalta.

Compártenos:

Facebook Comments

Portavoz Ciudadano

Somos un medio de comunicación que brindará periodismo responsable. En este sitio usted tendrá una diversidad de información como política, religión, nacionales, cultura, tecnología, deporte, perfiles, análisis y reportajes y temas internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *