Ataque terrorista a la imagen de la Sangre de Cristo “es una ofensa a Dios y a la fe católica”

Arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes catálogo el ataque contra la venerada imagen de la Sangre de Cristo “como un acto terrorista, premeditado y planificado”

Emiliano Chamorro Mendieta

El 31 de julio de 2020, sin duda, pasará a ser parte de una fecha oscura para Nicaragua y, particularmente, para los católicos. La venerada y sagrada imagen de la Sangre de Cristo fue casi calcinada en su totalidad, por un hombre aún no identificado, que penetró hasta la Capilla de la imagen. en Catedral de Managua, para ejecutar el acto de terror y sacrílego.

“Es una ofensa a Dios, un ataque al corazón de la Iglesia y a la fe católica. Es un acto de terror que jamás imaginamos pudiera suceder”, expresó un sacerdote desde el anonimato. “No puedo decir mi nombre. Son capaz de venirme a quemar dentro de la capilla”, expresó el religioso en reacción al ataque contra la sagrada imagen este viernes en Managua.

El sagrario, a los pies de la venerada imagen. El sagrario es donde permanecen las hostias consagradas, por lo tanto, representa la presencia de Cristo en la Eucaristía.

El Obispo Auxiliar de Managua, monseñor Silvio José Baez, desde el extranjero, condeno la violenta acción y comparo el dolor que siente por el daño a la imagen con el dolor y sufrimiento del pueblo de Nicaragua.

“Atacan la imagen de Cristo porque  está clavado en la cruz, agreden a la Iglesia porque no usa la violencia, reprimen al pueblo porque no puede defenderse. Se engañan. La imagen de la sangre de Cristo muestra hoy el dolor del sufrido pueblo de Nicaragua que ciertamente resucitará”, reflexiono monseñor Báez.

Álvarez: ataque a venerada imagen “es de magnitudes dantescas”

Monseñor Rolando Álvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, sostuvo que la acción de terror contra la imagen más venerada por los nicaragüenses “es de magnitudes dantescas”.

“Lo que sucedió a la Sagrada y Venerable Imagen de la Sangre de Cristo, es una herida grave, no sólo a la dignidad y sensibilidad católica, sino de todo nicaragüense de buena voluntad. Es un daño y agravio religioso. Daño histórico y cultural de magnitudes dantescas”, reaccionó el jerarca católico.

El acto de terror contra la imagen de la Sangre de Cristo ha ofendido a los fieles católicos, quienes respetan y veneran a la sagrada imagen

La imagen de la Sangre de Cristo llegó a Managua, siendo un pueblito, en 1631, desde entonces, esta venerada imagen ha acompañado a los fieles católicos 382 años y pese a calamidades como terremotos, diluvios, guerras, entre otras tempestades, nadie se había atrevido a realizar un acto de terror, considerado una ofensa a Dios y su feligresía.

Reacción de fieles católicos

La reacción a los sucesos violentos contra la imagen sagrada causó repudio y condena por parte de los fieles católicos en las redes sociales.

“El dolor que siento es indescriptible. Un acto de odio, igual cuando asesinaron a Jesús. Hoy el sandinismo ha asesinado nuevamente a Jesús pero Resucitaremos con Cristo. Gracias le doy a la venerada imágen que no permitió que fuera asesinado ningún solo fiel de los que se encontraban orando. Un crimen más que quedará en la impunidad”, reaccionó indignada la feligres católica, Martha Patricia Molina.

Por su parte, Xioma Leypon Mena, sostuvo en su red social de Facebook que hay actos que no merecen perdón.

“Nada de perdónalos Señor,hay actos que no merecen perdón,esto es imperdonable,repudiable. De la justicia Divina nadie se salva”, advirtió Mena.

Juan Sebastian Chamorro, se sumo a las miles de voces en Nicaragua que condenaron el acto de violencia contra la Capilla de la Sangre de Cristo. Una imagen que nos ha acompañado en nuestra dolorosa historia por más de 382 años y que ha visto pasar tiranos y nos ha protegido frente a la pandemia, de enfermedades, terremotos y desastres naturales. Como católico me siento profundamente dolido y molesto por este acto de barbarie”, aseguro Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica. 

“Quiero expresar mi más profundo rechazo por el ataque de odio y profanación a la imagen de la Sangre de Cristo

El daño a la imagen de la Sangre de Cristo no es aislado, ya que se suma a una serie de actos sacrílegos y de violaciones en contra de la Iglesia católica, a sus templos e imágenes religiosas, así como el acoso y asedio a sus sacerdotes

“Este hecho condenable, se suma a una serie de actos sacrílegos, de violaciones a la propiedad de la Iglesia, de asedios a los templos, que no son otra cosa que una cadena de sucesos que reflejan el odio a la Iglesia católica y su labor evangelizadora”, expresó el cardenal, Leopoldo Brenes.

Hasta el cierre de esta edición no se conocía aún una reacción oficial de la Santa Sede al acto de terrorismo

Compártenos:

Facebook Comments

Portavoz Ciudadano

Somos un medio de comunicación que brindará periodismo responsable. En este sitio usted tendrá una diversidad de información como política, religión, nacionales, cultura, tecnología, deporte, perfiles, análisis y reportajes y temas internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *