Estamos lejos, pero estamos haciendo ruido Azul y Blanco desde las redes

Roberto Moreno García
Abogado Municipalista Costeño.

Un cibernético “ruido político” inunda el espacio azul y blanco de mis redes sociales.

Lo único positivo de ese ruido, es que tenemos la libertad de hacer más ruido o apagarlo. El adversario, también se introduce en el ruido azul y blanco, porque ellos “no pueden” discutir sobre sus propios ruidos.

Por lo pronto, para mí, todo tiene su tiempo, y ya que nadie quiere ser transparente, y hablar con nombres y apellidos, como si el daño no estuviera ya hecho. Pongo el tema en Modo Avión.

El tema que agobia y quita la respiración, es el coronavirus, los muertos, los leves, los intermedios, los graves, y sus consecuencias económicas.

Nicaragua entera se volvió un hospital de campaña, la mayoría de las casas se han adecuado para enfrentar el Covid en familia, con la esperanza de que el contagio sea leve y barato. No todos lo logran, lo sé por experiencia.

Encima de eso, enfrentar al Covid en casas con 4-5 contagiados te obliga a desviar los raquíticos recursos (la mayoría somos trabajadores por cuenta propia) no menos de 4 a 5 mil córdobas, lo menos en casos leves, ya no digamos en casos graves.

Ojalá pudiéramos instalar un antivirus a la economía familiar, no la de los funcionarios o trabajadores públicos o privados, quienes tienen un pago mensual, y sienten cierto colchón de respaldo ante la crisis. Eso, mientras no se le ocurra, a la mano llena de pulseras y anillos, y que además es la que mece la cuna, un paquete de compactación que estremezca la frágil seguridad de los que tienen mensualidad del Estado. Porque lo que tienen mensualidades o quincenas de la empresa privada, ya están seguros, que nada es seguro.

Los cínicos de siempre, inventaron una frase que se volvió popular: “la calle está dura”, como dicen los mexicanos, “está cabrón”, -¡ya no hay calle!- para los que trabajamos por cuenta propia.

El personal de salud, público y privado, ha demostrado que Nicaragua está llena de vigor y de gloria, y ha puesto su parte, con el pecho abierto pero decididos.

Ahora quisiéramos reinstalar el sistema y volver a los planes y horizonte divisado antes de todo el desmadre político, sanitario y económico. Ya no hay planes, vivimos un día a la vez, el capital material y humano se está pulverizando, los jóvenes todavía no tienen planes ni futuro, lo pusieron en pausa. El régimen, intenta a salvar la economía, sacrificando la vida y salud humana. No salvarán la economía, no salvarán la salud, ni mucho menos la vida humana.

No sé ni que pensar de todos los que dicen que el gobierno ha manejado muy bien la pandemia…¿cómo se imaginarán un mal manejo?

Es una lástima que los beneficiarios finales de una solución a los problemas políticos, sanitarios y económicos, como es el pueblo nicaragüense, no lo vea como una necesidad vital a resolver.

Compártenos:

Facebook Comments

Portavoz Ciudadano

Somos un medio de comunicación que brindará periodismo responsable. En este sitio usted tendrá una diversidad de información como política, religión, nacionales, cultura, tecnología, deporte, perfiles, análisis y reportajes y temas internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *