Juan Sebastián Chamorro: En 2021 terminaremos con la dictadura Ortega-Murillo

“Aunque parezca una batalla difícil de ganar”, sostiene el opositor, “el 2021 debe ser el año de nuestra segunda independencia. De la independencia de los tiranos y caudillos; que solo les interesa atornillarse a la silla del poder y hacer poco o nada por el desarrollo del pueblo”.

“La dictadura actual es la más cruel, la más corrupta y la más violenta de entre todas las que registra la historia de Nicaragua.  Es como si Ortega y su mujer han asimilado todas las características de los dictadores de turno”, dijo Chamorro al reflexionar sobre las dictaduras de Zelaya, los Somoza y la misma que ejerció Ortega en la década de los 90

Emiliano Chamorro Mendieta

Para Juan Sebastián Chamorro, una de las principales figuras políticas de la oposición en Nicaragua, el 2021 será el año en que el país saque del poder a la pareja presidencial, Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes se han apoderado del país desde el 2007.

“El 2021 también será emblemático porque debe ser el año en que terminemos con la dictadura y la opresión; para fundar un nuevo período de democracia y libertad. Sabemos que Ortega hará todo lo necesario para evitar que esto ocurra; para eso ha endurecido la presión con la aprobación de leyes abusivas e incrementado el hostigamiento a los liderazgos opositores”, afirmó Chamorro.

“Aunque parezca una batalla difícil de ganar”, sostiene el opositor, “el 2021 debe ser el año de nuestra segunda independencia. De la independencia de los tiranos y caudillos; que solo les interesa atornillarse a la silla del poder y hacer poco o nada por el desarrollo del pueblo”.

Sin embargo, el también director ejecutivo de la opositora Alianza Cívica, explico que para lograr los objetivos de sacar del poder a Ortega y Murillo, los opositores deberán desprenderse de malas prácticas.

“Pero para independizar a nuestra patria de la opresión, es preciso que nosotros mismos nos independicemos de ciertas prácticas y anti valores. Esos que han caracterizado a la política criolla, como el caudillismo. Porque no ganaríamos nada simplemente cambiando de caudillo. Además, períodos de alternancia en el poder, aunque escasos, se han caracterizado por ser etapas pacíficas y de prosperidad”, plantea Chamorro.

El político, señaló además que “es preciso independizarnos de la visión de la política como forma de vida para servirse; y transformarla hacia la visión del verdadero servicio público. Establecer de una vez y para siempre el concepto de que el servicio público es para buscar el bien común antes del personal”.

Restitución de derechos y libertad de presos políticos

Juan Sebastián Chamorro, afirma también que el 2021 debe ser un año “en el que los opositores impulsemos iniciativas firmes; que aseguren la restitución de los derechos robados por Ortega. Entre ellos, la liberación de los presos políticos y la aprobación de las reformas electorales. Para que el cambio pueda concretarse, tenemos que asegurar que se garanticen estándares electorales internacionales”.

Exigir condiciones para elecciones libres

El opositor también expone que el 2021 debe ser el año de que Nicaragua cuente con una verdadera reforma electoral, para poner fin a los fraudes electorales y desterrar a los partidos zancudos que avalan los fraudes del régimen de Daniel Ortega.

“Ante el empecinamiento del dictador de mantenerse en el poder, mediante la farsa electoral y el colaboracionismo de algunos zancudos –que ha sido práctica común en estos 200 años de historia independiente-, debemos mantenernos inflexibles. Debemos seguir exigiendo las condiciones que garanticen un proceso electoral transparente y observado”, aseguró Chamorro.

A criterio del director ejecutivo de la Alianza Cívica el tiempo corre y propone iniciar el 2021 trabajar con fuerza y sin descanso.

“Nos queda poco tiempo para lograrlo, así que tenemos que iniciar el 2021 con renovadas fuerzas para trabajar sin descanso. Porque en la primera mitad del 2021 debe consolidarse la plataforma amplia opositora que unida, le haga frente a la dictadura. Ya tenemos elaborada una propuesta de agenda de nación, que va más allá del cambio de autoridades. Establece los lineamientos básicos para asegurar en los próximos años, el crecimiento económico, la aplicación de justicia y la consolidación de la democracia”, señaló el joven político.

Vencer el temor y enfrentar  la represión

Para Chamorro, otro obstáculo que la dictadura Ortega Murillo ha impulsado es el miedo a través de la represión y las leyes que socavan los derechos ciudadanos.

“Una última reflexión es que tenemos que independizarnos y vencer el temor que infunden los intentos represivos; entre ellos las leyes absurdas y el acoso policial. Porque estas son acciones de una dictadura, que ante el repudio generalizado de la población y los opositores no tiene otra opción que no sea la represión”, dijo Chamorro.

“Pero las amenazas y las prebendas no lograran doblegarnos. Ante estas acciones, tenemos que responder con resistencia cívica y pacífica; como decimos desde hace rato, ¡vamos a seguir jodiendo! Así que entrémosle duro a este 2021, que será el año de la lucha, de la libertad y de nuestra segunda y definitiva independencia”, afirmó Chamorro.

Dictadura Ortega Murillo la más cruel en Nicaragua, asegura Chamorro

Haciendo un repaso de los últimos 100 años de la historia política de Nicaragua, para Juan Sebastián Chamorro, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, es la más cruel que ha tenido el país, por encima de la de José Santos Zelaya, la dinastía Somoza y superando la misma dictadura de Ortega de la década de los 80.

“La dictadura actual es la más cruel, la más corrupta y la más violenta de entre todas las que registra la historia de Nicaragua.  Es como si Ortega y su mujer han asimilado todas las características de los dictadores de turno”, sostiene el opositor.

A Ortega y Murillo les encanta figurar con quienes tienen las armas, es el músculo para reprimir y atemorizar a la población y la oposición

“De Anastasio Somoza García aprendieron cómo comprar a opositores para tenerlos de su lado; y de Somoza Debayle emularon la corrupción generalizada. Además, superaron a sus maestros. Ningún otro dictador asesinó a tanta gente por protestar pacíficamente.  La masacre de los estudiantes el 23 de julio de 1959 se quedó pequeña ante la matanza de abril de 2018. Ahora solo falta que utilice sus helicópteros y aviones para bombardear ciudades, como lo hizo el último de la dinastía Somoza. Estoy seguro que si eso le garantiza su permanencia en el poder, Ortega no lo pensará dos veces para ordenar que bombardeen todo el país. Quizá la única dictadura que se le podría comparar es la del mismo Ortega en su primer período (década de los 80), que trajo guerra, exilio y crisis económica en los ochenta”, denunció el líder opositor.

Compártenos:

Facebook Comments

Portavoz Ciudadano

Somos un medio de comunicación que brindará periodismo responsable. En este sitio usted tendrá una diversidad de información como política, religión, nacionales, cultura, tecnología, deporte, perfiles, análisis y reportajes y temas internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *