Nuncio Waldemar recomienda a laicos y dirigentes políticos dialogar para buscar solución de crisis sociopolitica de Nicaragua

Marvin Miranda

Corresponsal/ Juigalpa

El nuncio apostólico monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, aclaró este lunes en Juigalpa que ha llegado el momento que los laicos y dirigentes políticos busquen la forma de dialogar para solucionar la crisis sociopolítica que afecta al país desde abril 2018 y en la cual la Iglesia católica, incluyendo al nuncio, han estado presente como mediadores y acompañantes durante los diálogos realizados entre la administración de Daniel Ortega y la delegación opositora de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

“Ya es el momento que laicos y dirigentes políticos asuman sus responsabilidades y busquen una solución a la crisis que vive el país”, dijo el diplomático de la Santa Sede, en una clara posición de que la Iglesia católica se distancia del conflicto sociopolítico que el país vive desde abril de 2018.

El diplomático visitó este lunes la ciudad de Juigalpa donde se reunió con el clero de ese gobierno eclesiástico

Al ser consultado sobre la creación este martes 25 de febrero de la Coalición Nacional y si el gobierno podría retomar las negociaciones con estos el diplomático siguió tomando distancia. “Son cuestiones meramente políticas y yo no quiero entrar en eso”, respondió Sommertag.

Ortega criminalizó a obispos

Cabe recordar que la Conferencia Episcopal de NIcaragua (CEN) participó como mediadora del primer diálogo de mayo de 2018, invitados por el régimen de Daniel Ortega. En ese entonces, los jerarcas católicos aglutinaron a distintos sectores para conformar la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Durante ese primer diálogo, los obispos demandaron a Ortega parar la represión y adelantar comicios electorales, pero Ortega nunca aceptó. El 19 de julio de 2018, el mismo Ortega en plaza pública y acuerpado por miles de sus seguidores señaló a los obispos de estar involucrados en un golpe de Estado. Los obispos negaron la versión de Ortega y aseguraron que ellos representan al pueblo.

En el diálogo de febrero de 2019, los obispos no aceptaron participar y dejaron el espacio para que fuera ocupado por laicos. Sin embargo, el nuncio apostólico sí participó y fue testigo y observador de los acuerdos firmados.

Aunque se lograron acuerdos en marzo en el cual el régimen se comprometía restituir derechos y garantías ciudadanas, como libertad de expresión y movilización, Ortega nunca cumplió ya que continúa criminalizando las protestas cívicas y llenando las cárceles de prisioneros políticos.

 

Compártenos:

Facebook Comments

Portavoz Ciudadano

Somos un medio de comunicación que brindará periodismo responsable. En este sitio usted tendrá una diversidad de información como política, religión, nacionales, cultura, tecnología, deporte, perfiles, análisis y reportajes y temas internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *