Obispo Abelardo Mata califica a Ortega y Murillo de malvados y desquiciados

Jerarca católico acusa a pareja presidencial de mentirosos e hipócritas que usan el lenguaje divino “pero sus acciones son contrarias a Dios”

Emiliano Chamorro Mendieta

El Obispo Abelardo Mata, portavoz de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, denunció que en Nicaragua se vive un terrorismo de Estado y que está reinando un ministerio de iniquidad desde el ejercicio del poder para destruir a las personas que no comulga con la dictadura de Daniel Ortega.

El religioso explicó que la escalada de violencia contra templos en el país y el atentado terrorista en contra de la imagen de la Sangre de Cristo, en Catedral de Managua, es una manifestación totalmente del maligno que tiene como objetivo el dominio de las personas a través del terror y la destrucción.

“Son fuerzas del maligno que actúan en la historia con un ministerio de iniquidad y se manifiesta a través de la violencia de personas que por afanes inmediatos se ponen al servicio del mal y no les importa el ser humano, recurriendo a todo, con tal de conseguir sus propios intereses de poder y dominio sobre nosotros y es justamente el afán de la brujería y el satanismo… la maldad; y eso no es de Dios”, sostiene el guia espiritual.

Monseñor Mata, calificó a la pareja presidencial de malvados y desquiciados

Para el religioso, el ataque a los templos católicos y a la misma imagen de la Sangre de Cristo, solamente viene del mal y esa actuación “es porque hay un rechazo a Dios”.

Ortega, el maligno

Sobre por qué Daniel Ortega gobierna a espaldas del pueblo y la misma Constitución, el religioso tiene su propia visión y sostiene que el líder del partido gobernante actúa como un ser maligno

“Lo es. Es que el maligno se ciega, el maligno se termina comiendo al mismo que le sirve. Este hombre (Ortega) es tan bruto… porque ya hubiera renunciado y gozar su plata en otro lado, pero hasta eso va perder”, considera el religioso.

Murillo, peor que el maligno

No obstante, Mata, considera que la vicedictadora, Rosario Murillo, es más letal que el mismo Ortega “por su manipulación en el discurso y sus acciones ya que en su corazón hay un egoísmo exacerbado que se ha manifestado en sus acciones. Estamos en manos de dos personas desquiciadas y un grupo que sangra al pueblo”, reitero Mata.

El también Obispo de la Diócesis de Estelí, manifestó que en Nicaragua se está moviendo una fuerza maligna que va dirigida a destruir al ser humano, exhortando a los nicaragüenses a la oración y al ayuno.

El Arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes ha calificado como acto de terrorismo la quema de la capilla de la Sangre de Cristo, en Catedral de Managua. Foto/ Cortesía

“En todo esto hay satanismo. Es una fuerza de atracción enorme por el ser humano, pero frente a esta fuerza de atracción está también una acción contraria a la bondad divina que quiere destruir la obra predilecta de Dios, que es el ser humano. Esta gente (el régimen) ha estado siempre en el rechazo a Dios aun cuando manejan un lenguaje divino y apoyan algunas expresiones de fiestas populares, pero eso no lo hacen por alabar a Dios sino por ganar adeptos “, afirma el portavoz de la Iglesia.

Ante los hechos de amenazas, represión y violaciones a los derechos humanos contra la población y miembros de la Iglesia, Mata, reitera que es parte del terrorismo de Estado que vive el país

“Es un terrorismo de Estado y nosotros lo hemos denunciado reiteradas veces a través de nuestros comunicados en los distintos tiempos de crisis política que el país vive y en los cuales nosotros hemos intervenido en busca de la paz, incluso, para ellos mismos, pero naturalmente, esta gente es hipocrita y doble y eso no es de Dios, eso es de Satanás”, asegura el miembro del Episcopado.

Lucha entre el bien y el mal

El religioso de 74 años señaló que Nicaragua libra “una lucha entre el bien y el mal y es una lucha en la cual estamos nosotros inmersos y está operando en Nicaragua un ministerio de iniquidad que no se vence con violencia sino con ayuno, oración y penitencia porque de otra manera no serán vencidos. Pienso que el Señor nos está llamando a una verdadera conversión y un mayor respeto a la dignidad humana”.

Mata explicó que la ola de violencia desatada por el régimen tiene objetivos malignos, pero que al final se revertirá contra los mismos autores de la violencia.

“Nos quieren llevar a una posición de violencia para ellos justificar su violencia, sus decisiones de violencia, al uso de las armas, eso es todo, nos quieren conducir a la violencia, pero ellos labran con la violencia su propia destrucción porque las redes sociales no quedan encerradas en Nicaragua ya que se va creando una conciencia internacional haciendo eco de la gran mentira que esta gente ha querido aparentar y mientras más violentan los derechos humanos, es peor para ellos”, expuso Mata.

 

 

 

 

Compártenos:

Facebook Comments

Portavoz Ciudadano

Somos un medio de comunicación que brindará periodismo responsable. En este sitio usted tendrá una diversidad de información como política, religión, nacionales, cultura, tecnología, deporte, perfiles, análisis y reportajes y temas internacionales.

Un comentario:

  1. Francisco Javier Rivera

    Es lamentable que personas fanáticas ven en ellos un lider incondicional.y ese es el mayor problema mientras Ortega y su Señora Murillo mantegan credibilidad maligna los sufridos serán los Jóvenes y los que creen en la libertad incondicional,,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *