Ximena González, presidenta de Inde: “La alternabilidad en el poder genera democracia”

“El tema verdad, justicia, institucionalidad y democracia deben ir de la mano con el desarrollo económico”, asegura la joven empresaria.

Emiliano Chamorro Mendieta

Ximena González, presidenta del Inde, asegura que esa iniciativa privada no apoyaría una reelección mas de Jose Adan Aguerri, en la presidencia del Cosep

Ximena González, presidenta del Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), una de las iniciativas de la empresa privada más importante del país, asegura en esta entrevista con Portavoz Ciudadano que la alternabilidad en el poder genera democracia y a la vez propicia la eliminación de la práctica caudillista en el poder, sea esta en cualquier función pública o privada

“Yo nací en dictadura (1974), crecí en los 80, todo el tiempo en dictadura. Vimos un sol de libertad y democracia con el gobierno de doña Violeta (Barrios de Chamorro), donde todos nos llenamos de esperanza para construir una Nicaragua para todos. Fue el periodo donde me preparé, me gradué en la universidad. Posteriormente me asocie a la gremialidad y actualmente soy presidenta del Inde, cargo que desempeño desde 2018, desde donde promovemos la alternabilidad en el poder, porque es una forma de promocionar los valores humanos, la democracia y la capacidad de cada uno de nuestros miembros”, asegura González, abogada y con maestrías en derecho de empresa y derecho y gerencia.

La presidenta del Inde expresa en esta entrevista que la educación es una de las bases primordiales de la autonomía y liderazgo de las personas, gremios y asociaciones, para poder desarrollar un país, en el que, también deja claro, que la economía debe ir acompañada siempre del respeto a la reglas democráticas e institucionales de un país.

Ximena, cuál es su opinión en relación a las reformas de los estatutos que se han anunciado en el Cosep para después de septiembre las que pretenden reducir el periodo presidencial de 3 a 1 año. Qué pasaría si esas reformas resultaran en la posibilidad de que las funciones que está ejerciendo José Adán Aguerri, actual presidente del Cosep, retornen a la dirección ejecutiva y que esta sea ocupada por el propio Aguerri. ¿Esto afectaría proponer nuevas ideas en el sector empresarial? ¿El Inde lo estaría respaldando?

En efecto hubo una iniciativa de hacer una reforma a los estatutos del Cosep, específicamente al artículo nada más que se refiere al periodo que debía desempeñar el cargo el presidente del Cosep, reduciendo la propuesta de tres años a uno. Yo considero que en estos momentos no era apropiado hacer una reforma de estatutos porque había muy poco tiempo de aquí a septiembre que son las elecciones del Cosep y esa reforma no debía ser en un solo artículo, sino reformas integrales, porque sí hay necesidad de mejorar los estatutos en muchos artículos o disposiciones y hacerlo en estos momentos no es apropiado ya que las reglas del juego no debían cambiarse en el periodo en que vamos entrar a elecciones. Ahora la reducción del periodo presidencial de 3 a un año no es tampoco la solución del problema, el problema para mi es que no haya límites en las veces en que una persona pueda reelegirse. Para mí una reelección basta, porque yo considero que los relevos en los cargos y la alternancia en el poder es lo que genera democracia y elimina el caudillismo. Es por eso que en el Inde siempre hemos tenido como política promover las prácticas sanas, y una de ellas es promover el liderazgo ya que de esa manera se promueve y se reconoce la capacidad de las personas. Tristemente nuestra cultura ha sido negativa en crear caudillos y hasta ensalzarlos. En Inde no estaríamos respaldando una reelección del actual Presidente de Cosep.

Daniel Ortega y Jose Adan Aguerri, compiten con el poder. Ambos gobiernan desde hace 14 años el país, uno desde la silla presidencial y otro desde el Cosep, la cámara empresarial mas importante del país

El sector privado, y hablando exactamente del Cosep no había tenido problemas en su relevo, el hecho de que Aguerri tenga 14 años de estar al frente de la cámara empresarial más importante del país, los mismos años que Daniel Ortega lleva gobernando, como lo ven ustedes, lo consideran insano, ¿no democrático?

Nosotros debemos trabajar en función de tener sanas prácticas y de cumplir con la responsabilidad social y ciudadana de promover el relevo para que los foros en que participemos se renueven, para que haya ideas frescas y haya estímulo de participación, se innove. El hecho que una persona este ocupando por tanto tiempo una silla, crea un estatus quo… no permitió que transitáramos de forma cíclica, constante y natural a la postulación y elección de otros líderes. También es responsabilidad de las personas y de nosotros como asociados salir al encuentro de esas oportunidades. No se propició un ambiente en que se estimulara a las personas a que se postularan porque, según informan Presidentes que estuvieron en ese período, se conocía que había un deseo de continuismo de José Adán (Aguerri) y de las personas que lo apoyaban, entonces, los mismos asociados se inhibían de postularse y así fue por muchos años. Estas son las practicas que se deben evitar para no permitir que las personas se eternicen en los cargos ya que, en la renovación, la pluralidad y en los cambios está la riqueza de la democracia…

¿Y qué pasaría si en esa próxima reforma de acortar el periodo presidencial conlleva al continuismo de Aguerri en el Cosep, como Inde lo aceptarían?
En Inde tomamos las decisiones de forma colegiada, por mayoría de voto. En Inde hemos heredado de parte de nuestros expresidentes por muchos años una cultura de promover las prácticas democráticas que construyen nación, donde se practica la alternancia, el relevo oportuno y la renovación.

Ximena ¿porque no vemos a una mujer disputándose la candidatura en el Cosep, solo vemos hombres, porque no ver a una mujer de candidata?

Yo estoy convencida de la capacidad de las mujeres para poder desempeñar cargos de servicio en cualquier nivel de la sociedad, de los gremios y de los espacios públicos. Las mujeres pueden aportar decididamente al desarrollo integral de la nación y desde el punto de vista de los valores, aptitudes y nuestras capacidades profesionales estamos en capacidad de asumir retos.

¿Pero porque usted no se postuló?
Considere no postularme a ningún cargo para la Junta Directiva de Cosep, por varias razones: En primer lugar, porque ya he ejercido por 2 años consecutivos la Secretaría del Cosep; En segundo lugar, por que como presidente del Inde llevo dos periodos y quisiera darle espacio a otras personas de Inde que desean participar y en tercer lugar, porque desde Inde promovemos una campaña cívica propositiva en torno a las elecciones de Cosep, que es Nuestra Prioridad y que persigue incidir, persuadir entre los asociados de Cosep a que tengan una participación más activa, para que hayan personas dispuestas a servir, para que haya competencia y se puedan ejercer ampliamente los derechos “de elegir y ser electos”. Es pues prioridad de Inde en este momento, más que ocupar un cargo en la junta directiva del Cosep, cautivar a los asociados a que tengan la voluntad de postularse y de servir desde la gremialidad, que tengan el interés y que se puedan tomar decisiones de forma consciente y de forma constructora de democracia.

¿Cuál es el tipo de modelo o dialogo que debe existir en una relación entre el sector privado y un futuro gobierno…?

El Estado es un facilitador y tiene una responsabilidad que no puede eludir ni nadie puede negar y desde esa perspectiva, debe establecer las condiciones para que haya estabilidad y desarrollo sostenible en el país, para que las empresas puedan invertir, sostenerse, crecer, así como para propiciar las inversiones extranjeras, todo lo cual crea riquezas, empleo y genera además los impuestos que se requieren para cubrir el presupuesto general de la república. Debe ser una relación de trabajo conjunta y permanente que debe tener como prioridad el bien común. Pero lo importante ¿es como debe ser esa relación? Por tanto, debe ser integral, donde participen todos los sectores y en base a los derechos y obligaciones que tenemos todas las personas. El dialogo debería de existir, pero con respeto, voluntad y transparencia, donde el Estado de Derecho y la Democracia sean parte integral, No podemos desarrollar la economía del país sin darle su espacio y el peso que requiere la institucionalidad y la democracia, porque sin estas, no es posible el desarrollo sostenible.

Durante 10 años Daniel Ortega afianzó su relación de modelo económico con el sector privado, pero a la vez reformo la Constitución para también capitalizar todos los poderes de Estado y tenerlos a sus pies

¿Cuál debería ser la posición del sector privado para la defensa de la institucionalidad democrática?
La empresa privada y todos los nicaragüenses debemos estar claros que no hay desarrollo sostenible sin un Estado de Derecho y para que exista Estado de Derecho se requiere que se cumplan y se honren las leyes, los deberes y derechos ciudadanos que están consagrados en la Constitución. No podemos construir país con ausencia de democracia, separación de poderes e institucionalidad. Para que haya espacios para todos, pluralidad y desarrollo integral debemos darle peso y poner en práctica la institucional, la justicia, libertad y verdad y la democracia. La construcción de nuestro país pasa por que todos esos derechos, deberes y valores sean parte de la relación, de las exigencias y de todo lo que ponga de prioridad a nuestro país.

A su criterio, si hubo errores en el modelo de diálogo que se desarrolló entre el gobierno y el sector privado, ¿cuáles serían esos errores que no deben volver a cometerse?

Considero que sí hubo errores. Los errores fueron en mayor y menor proporción de diferentes grupos o personas, pero también de todos nosotros los nicaragüenses que no participamos de forma beligerante, constante y activa en la defensa de la construcción democrática de nuestro país. En Nicaragua se quiso mantener la estabilidad y crecimiento económico bajo las condiciones que el gobierno estaba imponiendo y de esa forma se fue creando un mecanismo de trabajo en el que el diálogo, la prioridad, el trabajo conjunto se basó en el desarrollo económico, pese a que en Nicaragua se estaba desmantelando la institucionalidad y eso de cierta forma propició el estallido social del país (en 2018). Para mi la lección aprendida es que de nada sirve el desarrollo económico sino viene fortalecida por los derechos y deberes, sin la institucionalidad y democracia porque las sociedades necesitan libertad, justicia, espacios, institucionalidad y democracia. De modo que se necesita reformular ese modelo para que se de el peso indispensable y que requiere la institucionalidad democrática de nuestro país en todos sus espacios.

¿Cuál es su reflexión sobre ese modelo de dialogo que existió entre el sector privado y el gobierno de Daniel Ortega?
Bueno que la forma de construir nación debe ser integral, permitiendo que haya otros actores de la sociedad civil, de las fuerzas democráticas y productivas del país en esa nueva construcción y que no se puede hacer vida sin que los temas de institucionalidad, libertad, democracia, verdad, justicia y Estado de Derecho vayan de la mano junto al desarrollo económico.

¿Usted cree que se afectó la imagen del sector privado en su relación con el gobierno de Ortega?

Si considero que ha habido una opinión negativa por muchos años de ese modelo porque hubo voces que reclamaban de que se fomentaran los espacios de la libertad, democracia y el Estado de derecho y no había una defensa beligerante de esos factores tan importantes para la construcción democrática de Nicaragua y en ese sentido el Cosep ha sido ampliamente criticado por esa postura. Sin embargo, a raíz de la crisis de 2018 vimos un Cosep más beligerante, demandando libertad y esos valores que son tan indispensables para poder construir el país. Yo aspiraría que en el nuevo modelo del Cosep sea prioridad el tema institucional como base del desarrollo económico. Necesitamos condiciones de país y la seguridad jurídica es indispensable, entonces, tenemos que fortalecer los poderes del Estado, fortalecer las prácticas democráticas y el Estado de Derecho para poder impulsar el desarrollo económico, pero repito, priorizando el tema institucional. La democracia no se compra ni se negocia, la construimos todos, de modo que no hay desarrollo económico sostenible sin institucionalidad, verdad, justicia, libertad y democracia.

Compártenos:

Facebook Comments

Portavoz Ciudadano

Somos un medio de comunicación que brindará periodismo responsable. En este sitio usted tendrá una diversidad de información como política, religión, nacionales, cultura, tecnología, deporte, perfiles, análisis y reportajes y temas internacionales.

2 comentarios:

  1. Me parece saludable y razonable el cambio de liderazgo en el COSEP, aunque me parece muy extraño que les haya tomado tanto años para realizar qué estaban creando una forma de dictadura en ese organismo empresarial donde alardean de representar los valores democráticos y representativos de sus estatutos de conformación. Todos apoyaron a Aguerri durante sus años de contubernio y cordialidad qué gozaron con el hasta hoy reconocido dictador Daniel Ortega, pero recordemos cómo todos estos críticos que hoy se expresan fuertemente en contra de las reelecciones ayer las alababan y bendecían al recibir las concesiones y privilegios que Aguirre les conseguía con sus influencias con el dictador Daniel Ortega. Ortega siempre ha sido un dictador sin embargo los individuos que reciben sus beneficios cambian y estos cambios provoca afectados que luego se convierten en enemigos de su antiguo amigo y patrón. Gracias a Dios no tengo tantos títulos universitarios cómo la señora Gonzalez, ya qué me hubiera sentido mal al saber qué la educación no viene de los títulos si no de la moral que nos enseñaron nuestros padres.

  2. Carla Vanesa Castro

    Me pareciera que la señora González Oliu no ha estado viviendo lo que vivimos los empresarios no aliados del FSLN, los que no nos tomamos fotos, ni nos reunimos para celebrar las concesiones como lo ha echo el COSEP y la alta oligarquía de Nicaragua. Los empresarios afectados de 1979 por Daniel Ortega y sus comisarios comunistas que hoy muchos de ellos gozan de lo que nos robaron incluyendo Monica Baltodano, y muchos otros comunistas que hoy se declaran opositores a su aliado de ayer. Los opositores que nunca salimos en los medios por que no pertenecemos a los grupos de poder que hoy quieren aparentar ser opositores cuando hace dos años celebraban con Chanito Aguirre las reuniones que hacían con Daniel Ortega y proclamaban el nuevo sistema empresarial que habia adoptado Daniel Ortega con el apoyo de ellos, todavia recuerdo a Carlos Pellas complacido de sus gran existos que habia optenido con la ayuda del hoy llamado dictador. Daniel Ortega ha sido un dictador para muchos que nos vivimos la fantasiosa realidad que viven estos empresarios y sus operadores políticos como lo es la señora Gonzalez Oliu, ya que no tenemos padrinos como Daniel, solo tenemos la razón y el derecho que se nos ha negado por ser opositores al dictador desde su llegada en 1979. Yo he visto como todos estos empleados de los grandes empresarios se complacen en reunirse con Bayardo Arce para así demostrar que tienen conectes con la dictadura, sin embargo al igual que hacían cuando Somoza, hoy se presentan como opositores, los cuales nunca los había escuchado ser, pero como en Nicaragua es el teatro de lo ridículo hoy se hacen proclaman defensores de los derechos constitucionales que perdimos desde hace muchos años y no hemos logrado obtener por las continuas traiciones de estos vividores empresariales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *