¿Dictadura orteguista tenía planeado encarcelar a los obispos Rolando Álvarez y Juan Abelardo Mata?

Aparentemente el nuncio apostolico en Nicaragua habria mediado para que la dictadura no encarcelara a los obispos y varios sacerdotes que estan en la mira de Ortega y Murillo

A la izquierda monseñor Mata y monseñor Álvarez. A la derecha el dictador Daniel Ortega.

Por Emiliano Chamorro Mendieta 

Una fuente eclesiástica que sugirió omitir su nombre por precaución, confesó a Portavoz Ciudadano, que monseñor Rolando Álvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa y monseñor Juan Abelardo Mata, hasta hoy Obispo de la Diócesis de Estelí, serían encarcelados, pero el régimen desistió de la idea.

Y es que la persona, de extrema confianza, dijo que el nuncio apostólico Waldemar Stanisław Sommertag intervino para que los religiosos no fuesen capturados. Las pretensiones de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo suponen un claro ataque a la iglesia católica, la cual ha estado del lado del pueblo en la defensa de los derechos humanos.

Todo indica que el arresto de ambos obispos no eran simplemente rumores. La persona que habló con este medio de comunicación explicó que los dos jerarcas católicos serían acusados por “incitar a la violencia en sus homilías y sorpresivamente también los vincularían al caso de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH)” y el supuesto lavado de dinero.

Agregó que además de monseñor Álvarez y Mata, otros sacerdotes iban a ser buscados y encarcelados por recibir fondos de la Fundacion Violeta Barrios de Chamorro. En la lista aparecía incluso monseñor Silvio José Báez, quien está fuera de Nicaragua desde abril 2019. Actualmente residen en Miami, Estados Unidos.

Guerra diplomática

Sacerdote Boanerges Carballo junto al Papa Francisco.

Un exdiplomático consultado, que también prefiere omitir su nombre, analizó que el asunto “se hubiese tornado difícil” por la “guerra diplomática que se hubiese creado entre la iglesia, la Santa Sede y el régimen orteguista”. 

Sin embargo, recordó que las relaciones entre la dictadura y la iglesia católica de Nicaragua llegaron a su fin el 19 de julio del 2018 cuando Ortega, sin pruebas, acusó a las autoridades eclesiásticas de planear el supuesto “Golpe de Estado”. 

En tanto el Papa Francisco decidió sacar del país a monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de Managua, un duro crítico contra el régimen de Ortega. El religioso fue víctima de una campaña de desprestigio promovida por una secta catolica contratada por el sandinismo para perjudicar la imagen del obispo Baez. 

Estos recolectaron firmas y argumentaron que monseñor Báez incitaba al odio y a la violencia. El orteguismo considero el retiro del religioso  una victoria porque logrado sacar del pais a una voz denunciante y a uno de los obispos mas queridos por la feligresía. 

Más de 25 opositores presos 

En un mes, la dictadura ha encarcelado a más de 25 opositores. Entre ellos seis aspirantes a la presidencia, tres exguerrillero, dos líderes estudiantiles, y activistas politicos y periodistas. También ha citado a más de 30 personas, en su mayoría periodistas, al Ministerio Público para ser entrevistas en el caso de FVBCH. 

 

 

 

 

Compártenos:

Facebook Comments

Portavoz Ciudadano

Somos un medio de comunicación que brindará periodismo responsable. En este sitio usted tendrá una diversidad de información como política, religión, nacionales, cultura, tecnología, deporte, perfiles, análisis y reportajes y temas internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *