Impase entre opositores: Coalición afirma que “CxL traba la unidad”

Un grupo de jóvenes de organizaciones sociales protestaron este martes, exigiendo la unidad opositora.

Créditos: Redacción Abierta. 

La unidad opositora sigue sin concretarse. Con cada hora que avanza mueren las posibilidades de que ambos bloques de oposición se inscriban juntos como alianza electoral este 12 de mayo. La nota decisiva la ha impuesto Ciudadanos por la Libertad (CxL), que daría por finalizada las conversaciones con el Partido Restauración Democrática (PRD) —representante de la Coalición Nacional— si no acepta una contrapropuesta enviada la mañana de este martes. 

“No quería hablar de este tema, pero quedamos en un acuerdo. Si el PRD aceptaba nuestra contrapropuesta iba a haber plática, y si no, aquí se terminaban”, dijo esta tarde Oscar Sobalvarro, vicepresidente de CxL.

Según declaraciones de Saturnino Cerrato, presidente del PRD, CxL mantuvo cinco puntos que han trabado la unidad. Entre ellos está que se mantenga en su casilla la representación legal de la alianza electoral, bajo el argumento de que sus estatutos se los impide. CxL tampoco aceptó deponer su mecanismo de selección de candidatos presidenciales; más bien piden que los otros candidatos de la Coalición se inscriban en el proceso de la Alianza Ciudadana y que esperen la aceptación de los candidatos actualmente inscritos en dicho mecanismo. Tampoco se aceptó la propuesta de diputaciones equitativas.

Sobre este último aspecto, Sobalvarro argumenta que un parlamento opositor dividido por cuotas equitativas impediría homogeneizar una ley. “Nosotros estamos dispuestos a elaborar una selección de diputados de acuerdo a la representación que tenga cada una de las fuerzas en los territorios. Pero no puede ser a base de porcentaje, sino a datos reales de la representatividad”, agregó.

El argumento central de CxL es que el PRD no “tiene el mismo peso” que ellos. A partir de esta lógica, CxL no toma en cuenta a la Coalición Nacional, de modo que conciben una alianza de “partido a partido” desestimando a las decenas de organizaciones sociales que conforman el otro bloque. 

Oscar Sobalvarro, primer vicepresidente de CxL, es quien ha estado dando las conferencias de prensa por su partido

Por su parte, Félix Maradiaga, aspirante presidencial y miembro de la Coalición, aseguró que todas sus propuestas han sido presentadas con flexibilidad “como pocas veces se ha visto en la historia de Nicaragua”. Maradiaga reiteró que no se está pidiendo la representación legal del partido CxL, sino la de la alianza electoral. Según el político, esta es una práctica que se ha hecho en todas las conformaciones de alianza en los últimos 30 años. Para ello, proponen a una tercera persona que goce de confianza mutua. 

“No se ha pedido nada distinto a lo que se ha hecho. Ese es el primer punto. El segundo punto es la selección de candidatos. Este acuerdo nace de más de un año de trabajo con la Alianza Cívica, entonces lo que hablamos no era algo que no estaba previamente consensuado en un acuerdo”, explicó el opositor.

Maradiaga aseguró que además de esos puntos, otra de las razones que ha alegado CxL para no unirse es que dentro de los otros bloques “hay personas evangélicas y de la diversidad”. “Quiero agradecerle a la delegación del PRD y al reverendo Cerrato por defender a la comunidad sexual su derecho a participar en las elecciones”, agregó. 

La Coalición Nacional ha emplazado a los miembros del CxL y cedido el punto de las diputaciones para después. Actualmente, ambos bloques han llegado a un impase, que acompañado con el vencimiento del plazo fatal pinta un panorama nada alentador para el posible electorado que vería el voto dividido en al menos cuatro franjas de opositores, si la unidad no se concreta. 

En menos de 30 horas, la oposición da sus últimos intentos de mantener conversaciones para inscribirse unidos en una alianza electoral. Pero hasta el momento no han tenido éxito. Los dos bloques que acogen a partidos políticos y movimientos sociales surgidos a raíz de las protestas se muestran más inconcebibles que nunca. 

Los integrantes de la Coalición Nacional en conferencia de prensa este martes.

Arturo Cruz, aspirante a la presidencia del bloque Alianza Ciudadana, descartó en una entrevista concedida a un medio de comunicación nacional cualquier unidad, alegando que será el voto de la población el que definirá la contienda. No obstante, movimientos de la sociedad civil, familiares de víctimas, ex reos políticos y usuarios de redes sociales le exigen a los opositores unidad de todas las fuerzas para enfrentar al régimen de Ortega-Murillo en las urnas, y obtener una mayoría calificada que pueda desmontar a la dictadura. 

“Yo creo con toda franqueza que no (es necesario contar con estos sectores) para poder ganar las elecciones”, dijo Cruz. “¿Ustedes creen que el PRD es una opción tan creíble como CxL, o que el PLC, o el ALN? Lo importante es que en la plataforma de CxL estén los actores con los actores que nos sentimos augusto”, agregó.

La unidad con prisa ha surgido desde el anuncio del plazo fatal que realizó el nuevo CSE con magistrados afines al partido de gobierno, a finales de la semana pasada. El Poder Electoral les dio sólo seis días para concretar una alianza, un plazo que para muchos analistas tiene el fin de mantener a los dos bloques divididos. Esta situación, para algunos líderes políticos, beneficiaría a Daniel Ortega en su búsqueda por otro periodo presidencial. La movida hizo que los opositores pisaran el acelerador y establecieran, cada quien por su cuenta, sesiones permanentes que todavía no han producido humo blanco.

 

Compártenos:

Facebook Comments

Portavoz Ciudadano

Somos un medio de comunicación que brindará periodismo responsable. En este sitio usted tendrá una diversidad de información como política, religión, nacionales, cultura, tecnología, deporte, perfiles, análisis y reportajes y temas internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *