Pastores evangélicos aseguran que oran por la paz de Nicaragua, pero nunca han hecho público un comunicado condenando la represión orteguista en el país

“La verdad que es la iglesia católica quien ha puesto los gobernantes; ellos siempre han pactado; han tenido el concordato con los gobiernos; es a ellos a quienes les deberías preguntar sobre todo lo que está pasando en Nicaragua”, respondió Fonseca.

Sigue leyendo

Compártenos: